En muchas ocasiones las operaciones relacionadas con la cadera o rodilla del paciente, supone la sustitución de la articulación dañada, por lo que es muy importante contar con especialistas que tengan una amplia experiencia en este campo. La sustitución de las articulaciones es causada principalmente por enfermedades degenerativas como la artrosis o traumatismos de extrema gravedad en caso de la rodilla.

El principal causante de esta dolencia, es la edad, debido a ella la calidad y consistencia de los huesos disminuye notablemente, ocasionando una fractura en la articulación de forma más frecuente. Este tipo de fracturas también es más habitual en las mujeres ya que los cambios hormonales disminuyen la densidad de los huesos. 

Prótesis de reemplazo artícular

En la mayoría de los casos este tipo de cirugías se realizan a causa de una fractura derivada de una caída. Estas caídas se producen en personas mayores en el ámbito doméstico debido a factores relacionados con la edad.

Otro de los principales factores para sustitución o reparación de cadera es la artritis, una enfermedad crónica que consiste en la degeneración de del cartílago que recubre las articulaciones. Este desgaste provoca que los huesos se rocen y se dañen con el paso del tiempo, creando en el paciente molestias e inmovilidad como indicamos anteriormente.

Lejos de las enfermedades degenerativas como la artrosis o la artritis existe la posibilidad de que el paciente necesite implantar un nueva cadera a causa de enfermedades debilitadoras como la osteoporosis.

Es importante tener en cuenta que en Traumacenter Valencia hacemos un pronóstico completos de nuestros pacientes, con los mejores especialistas de la clínica, lo que nos permite conocer que implante es el más recomendado para cada caso.

Existe una amplia variedad de operaciones de caderas que se pueden diferenciar principalmente por la cantidad de la prótesis implantada, el tamaño del vástago y si se realiza con cemento óseo o no.

Con este tipo de operaciones, tanto de rodilla como de cadera se mejora notablemente la calidad de vida del paciente, ya que debido a la degeneración que produce en la mayoría de los casos la artrosis imposibilita a realizar vida normal, produciendo dificultades para dormir e inmovilidad.

Las ventajas de este tipo de operaciones son bastante claras:

  • Recuperación de la movilidad.
  • Reducción del dolor.
  • Mejora de la calidad de vida.
  • Corrección de la deformidad.
  • Se evita que dicha patología se derive o cause otras nuevas.

Si necesitas más información sobre Cirugía cadera y rodilla o cualquier otro tratamiento, no dudes en ponerte en contacto con nosotros. También puedes utilizar el enlace para solicitar cita previa, o bien llamarnos al 963 39 38 10