Problemas comunes en las piernas de los niños

Problemas comunes en las piernas de los niños

Piernas arqueadas o en x

¿Te ha preocupado alguna vez un niño pequeño que parece tener rodillas o piernas arqueadas o en x? Resulta que muchas veces las piernas de los niños pequeños no son perfectamente rectas y la mayoría de las veces es parte normal de su crecimiento y desarrollo, es más, la alineación de las piernas de la mayoría de los niños se endereza cuando tienen alrededor de siete años.

Tampoco es raro que los niños parezcan con las piernas arqueadas cuando comienzan a caminar, sus piernas generalmente se ven así hasta alrededor de los dos años. En general los niños no desarrollan una alineación normal de las piernas hasta que tienen entre cinco y siete años, incluso entonces las piernas de muchos niños no son perfectamente rectas y alguna variación es normal.

¿Cuándo ver a un cirujano ortopédico pediátrico?

Los cirujanos ortopédicos pediátricos son especialistas en crecimiento y desarrollo óseo infantil. “Vemos a muchos niños en el rango de lo normal y muchos padres solo necesitan tranquilidad.”

En ocasiones se realiza un seguimiento de la evolución del niño para determinar si la mala alineación de las piernas se soluciona espontáneamente, por sí sola, o si se hará necesario algún tratamiento. En estos casos se efectuarán visitas programadas a lo largo de varios meses al cirujano ortopédico infantil para valorar la progresión en el crecimiento. El médico también puede ordenar radiografías y análisis de sangre para asegurarse de que una afección médica subyacente no afecta el crecimiento óseo. En caso de que haya un problema, cuanto antes se diagnostique y se trate, mejor.

¿Cuándo ver a un especialista?

“Nos preocupa cuando un niño pequeño tiene una deformidad severa en las piernas que parece empeorar cada vez más con los años. En cuanto a las rodillas, si las piernas de un niño todavía aparecen de esta manera a los nueve años, es posible que no sigan los patrones normales de crecimiento óseo y se puede recomendar el tratamiento. Cualquier niño que cojea o experimenta dolor en las piernas también debe ver a un médico”.

Afortunadamente, en caso necesario, hay muy buenos tratamientos mínimamente invasivos para las deformidades leves a moderadas en la rodilla y otras partes, que pueden corregir el problema. Lo más importante es traer al niño temprano, cuando todavía hay tiempo para hacer una técnica mínimamente invasiva. Si un niño con piernas arqueadas o en x severas es mayor de cinco o seis años, por ejemplo, a menudo no es posible tratarlo con este tipo de técnicas y se necesitará una cirugía más compleja

El tratamiento no solo es importante para mejorar la apariencia de las piernas del niño, también le permitirá, de joven, evitar problemas. "La mala alineación de las piernas ejerce una tensión significativa en las articulaciones, lo que hace que el cartílago se desgaste. Es entonces, cuando, entre los 30 o 40 años se puede sufrir una artritis de rodilla bastante grave. Imagínese si la parte delantera de su automóvil no estuviera alineada y sus neumáticos se desgastarán de manera desigual. Lo mismo les sucede a las articulaciones de la rodilla.

Diferencia de longitud en las piernas

Aunque no es tan común como los problemas de rodilla o en las piernas, una diferencia en la longitud de las piernas es otra lesión que los cirujanos ortopédicos pediátricos tratan. Una ligera variación en la longitud de las piernas no es tan rara y generalmente no causa problemas. Pero cuando la diferencia comienza a acercarse a los 2 cm o más y una pierna es visiblemente más corta que la otra, puede ser difícil para un niño, puede afectar el equilibrio y la forma en que camina un joven y eventualmente puede provocar dolor en la parte baja de la espalda, las rodillas o las caderas. La diferencia puede ser de 3 o 4 cm o incluso más, causando una cojera notable si el niño no usa un elevador de zapatos. La buena noticia es que los cirujanos ortopédicos pediátricos tienen una variedad de tratamientos para alargar la pierna más corta o acortar la pierna más larga.

El objetivo de cualquier tratamiento es alcanzar la misma longitud de pierna cuando el niño termina de crecer. No es la diferencia a los tres años lo más importante, importa más cuál será la diferencia cuando el niño se convierta en un adolescente y termine de crecer.

Un cirujano ortopédico pediátrico tiene la capacitación y experiencia para predecir cuál será la discrepancia en la longitud de la pierna cuando se complete el crecimiento del niño. Esa información es vital para desarrollar un plan de tratamiento adecuado.

Un niño puede nacer con una desigualdad en la longitud de las piernas, o puede ser el resultado de una infección o lesión. A veces, una fractura que no se trata adecuadamente puede hacer que una pierna sea más corta que la otra, especialmente si la placa de crecimiento del niño está involucrada. La placa de crecimiento es un área de cartílago liso en el extremo de los huesos largos del cuerpo y aquí es donde se produce el crecimiento.

Poder abordar los problemas ortopédicos que afectan a los niños es muy gratificante para nosotros. El tratamiento exitoso de una diferencia en la longitud de la pierna u otra deformidad ósea tiene un gran impacto en sus vidas. Cambia la forma en que piensan de sí mismos, su confianza, su capacidad para practicar deportes, incluso la forma en que funcionarán en los próximos 40 o 50 años.

Comentarios